La prescripción inadecuada de medicamentos es una de las formas más comunes de negligencia médica y puede tener consecuencias devastadoras para los pacientes. Este artículo abordará qué constituye una negligencia por prescripción inadecuada, los tipos más comunes de errores en la prescripción, y los plazos y procedimientos para reclamar una indemnización.

¿Qué es una negligencia por prescripción inadecuada de medicamentos?

Una negligencia por prescripción inadecuada de medicamentos ocurre cuando un profesional de la salud prescribe un fármaco de manera incorrecta, ya sea en términos de la selección del medicamento, la dosificación, la vía de administración, o al no considerar las contraindicaciones y alergias del paciente.

Según el artículo 1902 del Código Civil, cualquier persona que cause daño a otra por acción u omisión debido a culpa o negligencia debe reparar el daño causado.

Tipos comunes de errores en la prescripción

  • Suministro de medicamentos incorrectos: Este error puede ocurrir cuando se prescribe un fármaco al que el paciente es alérgico o que tiene contraindicaciones graves. Un ejemplo sería la prescripción de penicilina a un paciente con alergia conocida a este antibiótico, lo cual podría desencadenar una reacción anafiláctica severa.
  • Dosis incorrectas: Prescribir una dosis excesiva o insuficiente puede ser igualmente peligroso. Una dosis excesiva podría llevar a toxicidad, mientras que una dosis insuficiente podría no tratar adecuadamente la condición del paciente. Un caso notable involucró la prescripción de un anticoagulante en una dosis superior a la recomendada, resultando en un episodio de sangrado incontrolado.
  • Falta de información sobre interacciones medicamentosas: Los profesionales de la salud deben estar al tanto de las interacciones entre medicamentos que pueden potenciar efectos adversos o reducir la eficacia terapéutica. Un ejemplo sería la prescripción simultánea de warfarina y aspirina sin ajustar las dosis, lo que podría aumentar el riesgo de hemorragia interna.
Puede interesarte:   La responsabilidad civil de los médicos en operaciones de cirugía estética

Consecuencias de la prescripción inadecuada

Las consecuencias de la prescripción inadecuada de medicamentos pueden variar desde reacciones alérgicas leves hasta condiciones graves como fallo renal, daño hepático, o incluso la muerte. Por ejemplo, un paciente que recibe una dosis incorrecta de un medicamento cardiotóxico podría sufrir un infarto.

Ejemplos Reales

En un caso de negligencia por prescripción inadecuada, una paciente recibió una dosis excesiva de un medicamento anticonvulsivo, lo que resultó en una intoxicación severa que requirió hospitalización prolongada y tratamiento intensivo. En otro caso, un paciente sufrió una insuficiencia renal aguda después de que le prescribieran un medicamento nefrotóxico sin realizar los ajustes necesarios en la dosis, a pesar de su historial médico que indicaba problemas renales previos.

Proceso para reclamar una indemnización

El proceso de reclamación por negligencia médica implica varios pasos, desde la identificación del error hasta la obtención de la indemnización adecuada.

Identificación y Documentación del Error

Es crucial que el paciente o sus familiares conserven toda la documentación médica relacionada con el caso, incluyendo recetas, informes médicos y resultados de pruebas diagnósticas. Estos documentos servirán como evidencia en el proceso de reclamación.

Consultoría Legal

El siguiente paso es consultar con un abogado especializado en negligencias médicas. Este profesional evaluará la viabilidad del caso y guiará al paciente a través del proceso judicial. Es recomendable que el abogado tenga experiencia específica en casos de prescripción inadecuada de medicamentos.

Procedimiento Judicial

Una vez que se ha decidido proceder con la reclamación, el abogado presentará una demanda formal ante los tribunales. El proceso puede incluir la presentación de pruebas, testimonios de expertos médicos y, en algunos casos, la negociación de un acuerdo extrajudicial.

Puede interesarte:   El TS asigna la indemnización más alta conocida en España

Plazos para reclamar una indemnización

El plazo general para reclamar una indemnización por negligencia médica en España es de cinco años, conforme al artículo 1964 del Código Civil. Este plazo comienza a contar desde el momento en que el paciente tiene conocimiento del daño causado por la negligencia. Sin embargo, existen excepciones que pueden interrumpir o suspender este plazo.

Excepciones y Suspensiones del Plazo

El plazo de prescripción puede interrumpirse si el perjudicado inicia un procedimiento judicial, reiniciando el conteo desde el momento de la interrupción. Asimismo, el plazo puede suspenderse en casos específicos, como cuando el perjudicado es menor de edad o está incapacitado temporalmente debido a una enfermedad grave.

En Centros Públicos y Privados

En centros de salud públicos, la responsabilidad está regulada por la Ley 30/1992, que establece un plazo de un año para reclamar. En centros privados, se sigue un procedimiento civil que también tiene un plazo de cinco años, salvo en casos específicos donde se aplican excepciones.

Conclusión

La prescripción inadecuada de medicamentos es una forma grave de negligencia médica que puede tener consecuencias devastadoras para los pacientes. Conocer los tipos de errores más comunes y los procedimientos para reclamar una indemnización es crucial para proteger los derechos de los pacientes y asegurar que se haga justicia.

Si usted o un ser querido ha sido víctima de una prescripción inadecuada, no dude en buscar asesoría legal para obtener la compensación que le corresponde. Con el apoyo adecuado, es posible navegar este complejo proceso y obtener la justicia y el apoyo financiero necesarios para la recuperación.