En un caso reciente de gran relevancia en Gran Canaria, una mujer ha sido condenada a casi 30 años de prisión por hacerse pasar por doctora y realizar tratamientos estéticos sin la cualificación adecuada.

Este artículo aborda los detalles del caso, las implicaciones legales del intrusismo profesional y las medidas necesarias para prevenir estos incidentes en el futuro.

Detalles del Caso

Antecedentes

Entre 2016 y 2019, la acusada llevó a cabo procedimientos estéticos en su domicilio y en un bungalow en Playa del Inglés, Gran Canaria. Sin contar con la formación ni las autorizaciones necesarias, inyectó silicona líquida en los rostros y labios de sus pacientes, presentándola como ácido hialurónico. Estos procedimientos se realizaron en condiciones no sanitarias, poniendo en grave riesgo la salud de las personas tratadas.

Consecuencias Médicas

Las infiltraciones de silicona líquida provocaron efectos adversos significativos en al menos 37 mujeres, incluyendo hinchazón, granulosis y dolor intenso. La silicona líquida no está autorizada por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) para estos usos, lo que agravó las lesiones sufridas por las pacientes.

Síntomas Reportados:

  • Hinchazón severa
  • Formación de granulomas
  • Dolor crónico

Sentencia Judicial

La Audiencia Provincial de Las Palmas dictó una sentencia ejemplar, condenando a la falsa doctora a 29 años y 7 meses de prisión, además de imponer una multa de 4.500 euros. Asimismo, se le ordenó indemnizar a las víctimas con un total de 181.000 euros. La acusada fue absuelta de los cargos de estafa y delito contra la salud pública, considerando que estos aspectos estaban incluidos en el delito de intrusismo profesional y las lesiones por imprudencia.

Puede interesarte:   Abogados Negligencias Médicas

Detalles de la Sentencia:

  • Prisión: 29 años y 7 meses
  • Multa: 4.500 euros
  • Indemnizaciones: 181.000 euros
  • Cargos Absueltos: Estafa y delito contra la salud pública

Regulación de la Medicina Estética en España

Normativa Vigente

La práctica de la medicina estética en España está estrictamente regulada para garantizar la seguridad y el bienestar de los pacientes. Los profesionales deben contar con la formación adecuada y estar debidamente acreditados. Los productos utilizados en los tratamientos estéticos deben estar aprobados por las autoridades competentes, como la AEMPS.

Principales Regulaciones:

  • Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS): Establece los requisitos para la práctica profesional en el ámbito sanitario.
  • AEMPS: Supervisa y regula los medicamentos y productos sanitarios utilizados en España.
  • Sociedad Española de Medicina Estética (SEME): Proporciona directrices y certificaciones para los profesionales de la medicina estética.

Medidas de Prevención

Para prevenir futuros casos de intrusismo profesional y proteger la salud de los pacientes, es crucial que estos verifiquen las credenciales de los profesionales antes de someterse a cualquier tratamiento. Además, es esencial que las instituciones fortalezcan los mecanismos de control y supervisión, asegurando que solo personas cualificadas realicen procedimientos médicos.

Recomendaciones para Pacientes:

  • Verificar la formación y certificación del profesional.
  • Asegurarse de que los procedimientos se realicen en entornos sanitarios adecuados.
  • Consultar sobre las sustancias utilizadas y su aprobación por las autoridades.

Conclusión

Este caso subraya la gravedad del intrusismo en la medicina estética y la importancia de una regulación estricta para proteger a los pacientes. La severa condena impuesta a la falsa doctora refleja el compromiso del sistema judicial con la sanción de estos delitos y la protección de la salud pública. Es fundamental que los pacientes permanezcan vigilantes y que las autoridades refuercen los controles para evitar que situaciones similares vuelvan a ocurrir.

Puede interesarte:   Negligencia Médica en cirugía estética