La Audiencia Provincial de Madrid confirma error de diagnóstico de ictus, elevando indemnización sobre baremo.

La Sección 18ª de la Audiencia provincial de Madrid ha confirmado parcialmente la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 9, y acogiendo íntegramente la impugnación de la cuantía alegada por el abogado de la familia de la paciente fallecida, Gustavo López-Muñoz Larraz, eleva la indemnización por muerte la paciente, ocurrida en el año 2012 a causa de un “ictus” mal diagnosticado, hasta 214.558€.

En sus razonamientos desestimatorios de las apelaciones la Sala resalta que nos encontramos ante un diagnóstico totalmente erróneo, no ante un error de apreciación, que supuso, en tanto no se hicieron las pruebas diagnósticas al alcance de la facultativa, en concreto por la falta de realización de TAC, el que no se pudo poner al alcance de la paciente los medios técnicos precisos para atajar o aminorar en su caso, el ACV que padecía. ACV que no fue tratado como tal, hasta que la evolución clínica del mismo, conllevó los efectos letales que constan en autos.

En este sentido –sigue diciendo la sentencia– además debe recordarse la importancia que se concede a través incluso de los medios a la alerta temprana sobre determinados síntomas en orden a revertir o aminorar las consecuencias de los ACV, destacándose en el caso de autos, que mediando el error total en el diagnóstico, ninguna de esas actuaciones previstas para el caso de ACV pudo llevarse a efecto en relación a la paciente fallecida. Razones las expuestas que conllevan la desestimación del motivo de recurso”.

Puede acceder a la sentencia completa aquí.

  Descargar PDF

 

 


Sobre el autor

Gustavo López-Muñoz y Larraz – Consultor Emérito

Doctor y Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid (1961-1968). Abogado Especialista en accidentes de tráfico,  accidentes laborales y  negligencias médicas. Co-autor del primer libro escrito en España sobre negligencias médicas: Negligencia Médica, (Editorial Prensa Española, 1976). Autor de Defensas en las Negligencias Médicas (Dykinson, 1991); En defensa del Paciente (Dykinson, 1998); El error sanitario (Dykinson, 2003); Negligencias en cirugía y anestesia estéticas (2008). En posesión de la Cruz Distinguida de la Orden de San Raimundo de Peñafort, concedida por el Gobierno español por su contribución a la Administración de Justicia.